OZONO EN ASEOS Y DUCHAS

Cuartos de baño y aseos privados y públicos, en hoteles, en restaurantes, en centros comerciales, en duchas y vestidores de gimnasios y piscinas

La proliferación y contagio de bacterias, virus, hongos y la presencia de malos olores en estos lugares es de sobra conocida

El uso del OZONO es la solución definitiva



En un negocio, los aseos proyectan nuestra imagen en mayor medida que cualquier publicidad, por lo que la principal consecuencia de ignorar estos riesgos, conlleva la imagen negativa que transmiten los malos olores, que se asocian a la falta de higiene. 


Generalmente se dedica mucha atención a la limpieza y desinfección de los aseos y duchas donde acude publico en general, sobre todo por estos motivos.

Es precisamente esta dedicación, el tiempo y gasto en productos, no solo para desinfección, sino para intentar crear un ambiente más agradable en lo que el OZONO puede ayudar a gestionar con mejores resultados.

Muchas veces, los malos olores en los aseos y duchas, no se producen por un defecto en la limpieza, sino porque los métodos que se usan no son suficientes y sencillamente no resuelven el problema.

Además, muchos gérmenes, bacterias, virus y hongos no se eliminan con los productos químicos, por lo que estamos ante sistemas ineficaces para el propósito particular de desinfectar en profundidad.


En instalaciones de duchas, por ejemplo en gimnasios y piscinas, se producen contagios provocados por bacterias y hongos que son imposible tratar con desinfectantes comunes.


Mantener el ambiente libre de elementos nocivos es trabajo para el OZONO, por lo tanto, se hace indispensable contar con esta tecnología para solucionar las deficiencias que existen.


Para más información: