OZONO EN AGRICULTURA

LA REALIDAD.

La Agricultura es una de las actividades humanas más contaminantes. Con múltiples residuos tirados a la naturaleza como pesticidas, abonos no utilizados y productos químicos en general.

LOS OBJETIVOS.

Alimentos sanos, sin residuos, sin aditivos.

Sistemas de cultivo no agresivos con el Medio Ambiente, no contaminantes.

Estos son los Objetivos de la Agricultura Sostenible.

El uso del OZONO es el gran aliado de este sector, veremos porque.



 El uso del ozono en la agricultura incrementa hasta un 40% la productividad


  • El ozono potencia y estimula las raíces aportando oxígeno, lo que aumenta la producción y calidad de los frutos.
  • Además se trata de un gran desinfectante que evita las enfermedades de las plantas sin generar residuos químicos.
  • Las explotaciones agrícolas se convierten en más eficientes y rentables

Tanto si hablamos de cultivos en campo abierto con sistemas de riego por aspersión o micro aspersión, cultivos con sistemas de riego por goteo o cultivos en invernaderos, cada método tiene un campo de acción interesante en el uso del OZONO a la hora de mejorar la producción, generar ahorros significativos en productos químicos, fungicidas y fertilizantes y sobre todo, mejorar la percepción de los consumidores a los que se les puede hacer saber que esos frutos han sido tratados de la mejor manera posible sin contaminantes.


Un paso más hacia la sostenibilidad en un mundo que necesita de estas iniciativas.


En todas las fases de los cultivos, desde las plántulas en semilleros, hasta en plena producción de frutos, el uso del OZONO tiene su utilidad y beneficios sobre los cultivos.



El uso de agua ozonizada en cultivos permite incrementar la productividad de las explotaciones entre un 15% y un 40% si se llevan a cabo las metodologías adecuadas, tal y como se ha constatado en más de 250 cultivos estudiados  en invernaderos de Almería, España. Esto se debe a que el ozono favorece la oxigenación de las raíces, la mejor calidad del producto y previene las enfermedades de la planta. Por otro lado, los sistemas de ozono reducen los costes económicos debido al ahorro en químicos, abono y agua de riego. Todo ello contribuye a incrementar de forma significativa la rentabilidad de la explotación.

Las principales aplicaciones del ozono en la agricultura son la inyección de agua ozonizada en el riego y los tratamientos foliares por pulverización (sustituyendo al sulfatado o al fumigado). El riego con agua ozonizada desinfecta las raíces y el sustrato, lo que impide enfermedades causadas por hongos o bacterias como Fusarium, pudrición bacteriana o Phytophthora; mientras que su descomposición en oxígeno asegura unas raíces nuevas y sanas hasta el final del cultivo. Por su parte, los tratamientos foliares con ozono evitan otros ataques bacterianos o fúngicos como la Botritis, ceniza o mildiu.



El ozono, la forma más activa de oxígeno, convierte el agua en desinfectante natural que elimina de manera fácil y eficaz virus, bacterias, hongos, algas, esporas y demás microorganismos. Hay que destacar que debido a su naturaleza, el ozono no deja ningún tipo de residuo químico, ni en la instalación ni en el producto alimenticio, ya que se descompone en oxígeno.

Al evitar los residuos, se reducen significativamente el uso de químicos y, en concreto, se evitan largas y costosas desinfecciones de suelos que impiden la producción durante semanas y conllevan el cierre de las instalaciones. 


Sellos en productos ecológicos

 

Además, el ozono no produce impacto ecológico en la explotación ni afecta a las cualidades de los frutos. Los productos y la propia instalación se adaptan mejor a la calidad requerida por la legislación y los clientes, a la vez que se es respetuoso con el medio ambiente. Por eso, el ozono mejora la eficiencia de la explotación agrícola y facilita el acceso a los mercados, tanto nacionales como internacionales.

 

 

 


Con la experiencia sobre el terreno, se ha comprobado los beneficios del ozono en la rentabilidad del cultivo, si se cuenta con los equipos adecuados, se siguen una serie de procedimientos y si estos están supervisados por profesionales especializados. “Ozonizar el agua y echarla al cultivo sin más no solo no es eficaz sino que conlleva riesgos. El control de la cantidad de ozono así como la metodología es fundamental”.



IMPACTO DEL USO DE OZONO EN AGRICULTURA


Impacto económico


  • Se evitará que el 30% del producto fresco se pierda por pudriciones microbianas, lo cual ocurre desde el momento de la cosecha hasta llegar al consumidor.
  • Disminuirá el costo de control de las enfermedades de pos cosecha y se obtendrá una mejor calidad de la cosecha que con los métodos tradicionales.
  • Se podrá reutilizar el agua de proceso (lavado de frutas en los empaques hortícolas), ya que se evitará la acumulación de microorganismos en el agua de lavado de frutas en los empaques. Es importante resaltar que estos lavados van acumulando microorganismos y productos químicos en el agua de proceso lo que supone un consumo muy alto de agua pues no puede ser reutilizada.
  • Incremento de precios de la cosecha al disminuir los niveles de residuos tóxicos al tener la posibilidad de prevenir enfermedades (de plantas y de humanos) con métodos sustentables que son amigables con el medio ambiente.
  • La ozonización del agua de riego redunda en la economización de abonos, insecticidas y otros productos químicos u orgánicos ya que no es necesario incorporar al riego este tipo de aditivos más que en sesiones alternas de riegos.
  • Siendo los cultivos más productivos se tendrán mejores rendimientos y por lo tanto mayores ganancias.
  • Se evitarán gastos por tratamiento de enfermedades en humanos.

Impacto social


  • Disminución de riesgos de enfermedades y toxicidad para los trabajadores y los consumidores por las aplicaciones de sustancias químicos riesgosos, ya que el ozono se descompone en oxígeno.
  • Florecimiento y creación de nuevas empresas que fabriquen equipos ozonizadores y la consecuente creación de nuevos empleos.
  • Se evitarán enfermedades en humanos por efecto de consumo de agua potable.

Impacto ambiental


  • La ozonización evitará la contaminación por trazas de pesticidas y microbios patógenos, en la superficie de los productos de la cosecha de frutas, verduras y hortalizas, por lo que se reducirán los riesgos a la salud debido al consumo de frutas contaminadas química y biológicamente.
  • También, la ozonización del agua ayudará a disminuir las aplicaciones de sustancias químicas desinfectantes (oxidativas), como son las diferentes formas del cloro, las cuales son comunes en la desinfectación del agua de proceso.
  • También se evitará el uso de permanganato de potasio, sulfato de cobre y otras sustancias usadas para desinfectar aguas de riego de cultivos, las cuales se pueden infiltrar hacia los mantos friáticos y afectar la vida en general o acumularse en el suelo causando daño a los cultivos.
  • La otra ventaja es que posterior al lavado, el agua usada no queda contaminada. El agua que se tire no causará daño al medioambiente.

Para más información: